jueves, noviembre 24, 2022
Ícone de usuário

¿Sabes cómo evitar el agotamiento emocional generado por Burnout?

Burnout era un término bastante conocido en el ambiente corporativo. Con cuestiones como calidad de vida del trabajador y la propia cultura organizacional, muchas empresas ya cuidaban para que sus funcionarios no llegaran al agotamiento. Sin embargo, algo cambió.

De 2020 hasta ahora, las personas se hicieron más íntimas del término. Sí, la pandemia fue la principal culpable. Con rutinas más caseras, crisis económica y ansiedad para saber si vamos a normalizar la situación todavía en este año, queda fácil entender el por qué.

El también llamado síndrome del agotamiento profesional pasó a ganar atención después que muchos profesionales de la salud se mostraron afectados. Con el volumen de trabajo aumentado y el colapso en el sistema de salud, la sobrecarga pronto sucedió.

Es claro que no quedó sólo por ahí. El exceso de tensión emocional, trabajo, exigencias y estrés aparecieron en todos los sectores del mercado. La atribución de glamour a la productividad contribuye para hacer las personas workaholics, incluso contra su voluntad. Junte eso a la falta de realización personal y profesional y ya sabemos dónde va a parar.

Todo ese escenario nos deja apenas una pregunta: ¿será que el Síndrome de Burnout va a mantenerse como una enfermedad más del siglo 21?

No, a menos que usted lo deje

Es simple. La causa del Burnout está directamente vinculada al exceso de trabajo, situaciones desgastantes de competitividad o responsabilidad y el consumo de informaciones negativas. Quien sufre con el Burnout puede desarrollar otras enfermedades psicológicas, como depresión y ansiedad.

Desafortunadamente, no existen formas simple de procesar o “superar” una crisis que fue provocada por el Burnout. El principal consejo es la búsqueda de ayuda especializada, pues cada persona tiene sus individualidades.

Otros consejos están directamente vinculados a tareas que son buenas para la calidad de vida, pero que generalmente son olvidadas.

Vea abajo algunos hábitos para adoptar todavía en 2021 y entienda cómo ellos pueden ayudar contra los disparadores del Burnout.

Meditación y estiramiento

La meditación es siempre recomendada para aliviar rutinas pesadas y estresantes. Comprobadamente, esa práctica se fijó como método para personas que están sufriendo de algún agotamiento, inclusive el Síndrome de Burnout. No por gusto, las empresas comenzaron a contratar entrenamientos de mindfulness, estiramiento y respiración.

Para comenzar, basta hacer en el día al menos una pausa de, como mínimo, tres minutos. Experimente respirar conscientemente y prestando atención al aire que entra y sale. En caso de que quiera hacerlo durante el trabajo, haga movimientos circulares con los hombros y mueva la cabeza de un lado para el otro.

Ejercicios

Ejercitarse involucra también la concentración y eso puede ser extremadamente útil en la gestión del estrés y para minimizar los efectos del Burnout. Yoga, danza o boxeo, no importa, mover el cuerpo de alguna forma, principalmente al despertar, va a liberar endorfinas.

Esa hormona es responsable de hacerte sentir bien el resto del día, además de reducir la ansiedad. De hecho, añadir movimiento a su rutina, caminando mientras hace llamadas, subiendo escaleras o haciendo movimientos cortos de cinco minutos, por lo menos.

Pausas

Estar siempre aprisa y no hacer pausas, ni incluso para el almuerzo, es un gran error de autocuidado. Es importante recordar que el trabajo todavía va a continuar allí, no importa su esfuerzo. Estamos tan preocupados con nuestra estabilidad financiera y profesional, que olvidamos la calidad de nuestra salud mental.

Saque un tiempo sólo suyo y se priorice en caso de estar pasando por episodios de Burnout. Se ponga como el centro de su atención antes de pensar en tener energía para cuidar de los otros y de su trabajo.

Actividades placenteras

Nunca ignore aquellas actividades que te dan placer. Son ellas que levantan su ánimo después de un mal día. Cuando dejamos de lado un hobby ,que nos gusta mucho o nuestros pequeños placeres, nos privamos del autocuidado y de tener una calidad de vida realmente suficiente.

Para sentirse bien, haz lo que te deja satisfecho. Escucha tu artista o música favoritos, lea su libro del mes, escriba un diario listando sus emociones, coma un poco de su dulce favorito o cualquier otra cosa que vaya a hacerte genuinamente feliz.

Conversaciones

Es importante tener un tempito para conectar e interactuar con personas queridas. No hable sobre el trabajo – a menos que sea para desahogar sobre algo, claro.

Tener personas de confianza para conversar realmente mejora la forma como usted trata con los problemas, incluso sin recibir cualquier consejo a cambio. Para eludir el Burnout es preciso tener conexiones verdaderas, que sean el punto de apoyo en los momentos más difíciles.

Trabajo no es lo mismo que vida

Si usted no reconoce esa afirmación, entonces es bien probable que su camino esté dirigido para el Burnout. Cuanto más damos valor al trabajo como si él fuera nuestra vida, y no parte de ella, más pensamos que el placer de vivir se resume sólo al éxito en el trabajo.

Olvide los mantras de convertirse en insustituible y pase a ser parte de un equipo. Cuanto más apego tenemos en ser necesarios y solicitados en el trabajo, menos vida personal tenemos. Usted definitivamente no puede ser su trabajo y él no puede robar el espacio de su familia, ocio y diversión.

¿Quieres que más personas sepan cómo lidiar con Burnout? ¡Comente sobre su experiencia y comparta este texto con su red de contactos!

Autor (a)

Acacio Junior
Acacio Junior
Husband, Christian, in love with life and good friendships. A long journey until here made possible my integration on the Communication world, and now I venture into production of written contents and, honestly, I could not be happier. Currently, I found myself in the scripts and the daily learnings in a world full of stories I hope to discover.

Compartilhar