viernes, septiembre 30, 2022

Ikigai: cómo encontrar su propósito de vida.

La búsqueda por la felicidad es algo muy particular de cada persona y puede estar directamente relacionada con el propósito de vida establecido, algo que involucra lo que llamamos de Ikigai.

Sí, esa palabra poco conocida es fundamental en el proceso de búsqueda por un propósito de vida y en nuestra eterna demanda por la felicidad. Después de todo, sentir realización personal y profesional nos motiva, da una visión optimista sobre la vida y cautiva los demás a nuestro alrededor.

¿Usted, alguna vez, ya reflexionó sobre su propósito de vida? ¿De hecho, usted sabe definir lo que es ese propósito? ¡Nosotros vamos a ayudarte!

Gino Terentim es profesor de los MBAs USP/Esalq y especialista en el asunto. ¡En esta materia, el profesor define Ikigai, sus orígenes y mucho más! ¡Vale la pena leer!

Ikigai, su origen y significado

Terentim comienza con el origen y definición del término.

Ikigai – en la traducción, es algo como ‘razón para vivir’ – es una filosofía de vida con origen en la isla de Okinawa, en el sur de Japón. Esa isla es bastante conocida por la alta estimación de vida de sus habitantes – por encima de 100 años – por el alto nivel de propósito y un índice de felicidad por encima del promedio.”

El profesor también explica las diferencias de significado del término en las regiones occidental y oriental.

“Nosotros, aquí en el occidente, acostumbramos a definir ‘razón para algo’ como un objetivo, un punto en el tiempo, o todavía un marco en el futuro. Por ejemplo, pensamos en la razón de una planificación estratégica o en la razón de trabajar en una determinada empresa. Tenemos esa costumbre de definir la razón como un punto de llegada”

Por otro lado, en la cultura oriental, el gran significado no está en la llegada, pero en la jornada – lo que viene al encuentro del Ikigai. Terentim explica:

“En el oriente, cuando hablamos de razón para vivir, no hablamos de un punto en el futuro, pero de cada punto construido a lo largo de la jornada, en cada momento que vivimos. Es una razón, un motivo para levantar de la cama todos los días y buscar el propio Ikigai, aunque sea utópico y usted no lo encuentre. La razón para vivir está en la búsqueda y no en la llegada”

Ikigai y vida personal y profesional

Terentim explica el Ikigai y su división en cuatro grandes dominios de nuestras vidas. Son ellos:

  • Hacer algo que se ama.
  • Hacer algo con competencia.
  • Hacer algo que el mundo necesita – en el caso, el “mundo” puede ser una comunidad o persona.
  • Hacer algo que sea remunerado.

El profesor también destaca que es en el centro de los cuatro dominios que reside el equilibrio del Ikigai, y no en sus intersecciones.

Esas intersecciones son:

  • Pasión: lo que usted ama hacer y que hace bien;
  • Profesión: lo que usted hace bien y es remunerado;
  • Vocación: lo que es remunerado y el mundo necesita que usted haga;
  • Misión: lo que el mundo necesita que usted haga y que usted ama hacer.

Cada una de esas cuatro intersecciones, solas, no traen la felicidad en el largo plazo. El mismo sucede con la intersección de, por ejemplo, tres de esos dominios, que puede llevar a sentimientos malos como:

  • Disgusto: cuando usted hace algo con competencia es algo que el mundo necesita que usted haga, usted es remunerado, pero no tiene amor por lo que hace;
  • Escasez: cuando usted ama lo que hace, tiene competencia, es algo que el mundo necesita que usted haga, pero usted no es remunerado;
  • Incompetencia: cuando usted ama lo que hace, es algo que el mundo necesita que usted haga, usted es remunerado, pero no tiene competencia;
  • Inutilidad: cuando usted es remunerado por lo que hace, ama hacer, tiene competencia, pero el mundo no necesita de lo que usted hace.

En ese caso, ¿cómo encontrar el equilibrio en el Ikigai?

Con perseverancia y voluntad

El Ikigai es una búsqueda continua y cabe a cada uno buscarlo diariamente para encontrar el centro de esos cuatro dominios y el propósito de vida. “Encontrar el ikigai es buscar todos los días llegar cerca a ese centro, y el propósito de vida está completamente relacionado a esa jornada, y no a su llegada”, explica Terentim.

¿Cómo puedo encontrar y definir el Ikigai?

Si usted cree que existe un paso a paso para encontrar su Ikigai, puede repensar sus conceptos. “No hay un paso a paso. Nosotros, occidentales, tenemos esa necesidad de buscar por modelos y métodos, pero el Ikigai no es sobre eso.”

Terentim hace un breve análisis sobre cómo nuestra visión de mundo cambió en los últimos tiempos, y cómo, hoy, la tendencia de buscar un camino listo para algo y no perseverar en una elección está cada vez más presente.

“Hoy, hasta las relaciones están mucho más superficiales. Antiguamente, se valoraba mucho más la reparación de las cosas, así como las relaciones, en que invertíamos el máximo posible para que ella hiciera sentido, y separar o romper no era una elección tan simple. Tanto en la relación matrimonial, interpersonal o profesional, la separación no era la primera opción, pero si una consecuencia de varios intentos frustrados de reparación.”

“El Ikigai no es buscar algo nuevo, pero buscar, en lo que usted tiene hoy, un nuevo significado”, define el profesor.

Bono: un momento de reflexión

Terentim concluye esta materia con algunas preguntas que pueden ayudarte en la búsqueda del Ikigai:

  • ¿Será que usted puede amar más lo que tiene hoy?
  • ¿Será que usted puede ser aún mejor en lo que usted ya hace hoy?
  • ¿Será que usted consigue hacer su dinero rendir más?
  • ¿Será que usted consigue vivir mejor con el dinero que ya tiene?
  • ¿Será que usted puede reencontrar el propósito de su empresa?
  • ¿Será que usted puede reencontrar el significado de su empresa en la vida de los otros a su alrededor y entender el bien que ella trae al mundo?

Aproveche que el año está comenzando y haga esas reflexiones.

Al buscar todos los días su Ikigai, usted estará más cerca de encontrar su propósito de vida. Además de eso, si quiere conocer más contenidos como este, usted puede inscribirse en un posgrado como el MBA en Gestión de Proyectos USP/Esalq. ¿Qué tal? ¡Aproveche!

Autor (a)

Acacio Junior
Acacio Junior
Marido, cristão, apaixonado pela vida e por boas amizades. Uma longa caminhada até aqui tornou possível minha integração no mundo da Comunicação e agora me aventuro na produção de conteúdos escritos e, sinceramente, não poderia estar mais feliz. Hoje, me encontrei dentro das escritas e do aprendizado diário em um mundo cheio de histórias das quais espero descobrir.