martes, enero 31, 2023
Ícone de usuário

¿Cómo hacer que mi negocio funcione sin mí?

Si tuvieras que estar fuera de tu negocio por un tiempo, ¿elle seguiría en pie? Cualquiera que sea la respuesta, es importante saber que esta situación puede suceder. En el caso de una gestión centrada sólo en socios y gestores, difícilmente los empleados van a conseguir mantener el orden y asumir responsabilidades en la falta de uno de ellos.

Antes de preocuparse por esta posibilidad y los desafíos que vendrán con ella, es necesario crear mecanismos para garantizar el funcionamiento de los negocios incluso cuando los propietarios no estén cerca.

¿No tiene ese rol, pero desea que la gerencia sea consciente de la importancia del tema? Este texto también puede ayudarte. Echa un vistazo a los pasos para cambiar la gestión de la empresa y garantizar su existencia en cualquier situación.

Diagnóstico organizacional

¿Sabía usted que, actualmente, uno de los principales desafíos de gestión está más centrado en la dirección que en los empleados? Cuando los propietarios y gerentes de empresas influyen todo el tiempo en las decisiones, la cultura del liderazgo y la distribución de la autoridad no se difunde.

Por lo tanto, la prioridad antes de cualquier plan de cambio es entender perfectamente cómo se estructura el equipo, en el caso de gestores, o equipos, en el caso de gerentes y socios. La recomendación es que este paso se realice con la ayuda de un mentor, consultor o profesional de fuera de la empresa, que proporcionará un diagnóstico neutral y sincero.

Esta persona asistirá a todos los eventos corporativos, desde reuniones con equipos y clientes hasta reuniones de capacitación y desarrollo de empleados. El gerente y propietario del negocio debe ser estimulado a salir de la zona de confort, de la posición de jefe orientando a sus subordinados y observar más.

En caso de un alejamiento de los responsables, puede haber interrupción del progreso regular del trabajo, pues no existen «sustitutos» que puedan tomar decisiones importantes sin consultar a la gerencia del negocio.

Por eso, desde ahora, es importante romper la siguiente creencia: sin mí, nada camina. Si no estoy mirando, no sucederá. Por otro lado, los líderes y empleados sin poder de decisión deben hacer un esfuerzo para comenzar a pensar de manera cada vez más autónoma.

Cambio por dos puntos de vista

Se necesita tiempo para que los empresarios reconozcan la necesidad de salir de la primera línea que hace que la organización funcione. Pero lo que ayuda en el proceso es darse cuenta de que hay modelos exitosos en otras organizaciones que son diferentes a los suyos.

El punto de cambio se produce cuando la gestión de los negocios deja de hacerse sólo por unas pocas manos. Si la empresa está formada por muchas personas, cada una de ellas necesita comprender su papel de acción a la hora de tomar decisiones.

Revisar toda la estructura del equipo, reevaluando el desempeño y contribución de cada uno para el negocio, por medio de un mapa de potencial vs. performance, va a mostrar quién está dispuesto a ir más allá.

La evaluación se puede hacer con base en metas alcanzadas e indicadores de desempeño, y no más por cuestiones de afinidad, relación personal, amistad o tiempo de trabajo en la empresa. Esta radiografía también revela quiénes son los empleados preparados para ser parte de los líderes de la empresa.

¿Quién toma la decisión?

El mapeo de los principales líderes es fundamental para el siguiente paso. En algunos casos, revela que hay, sí, un empleado preparado para tomar un liderazgo mayor. Y ahí el trabajo está en capacitarlo, comunicarlo al equipo y planificar la sucesión.

Sin embargo, la mayoría de las veces, el mapeo muestra que nadie está preparado para asumir un cargo de gerencia o responder por la dirección y presidencia. Naturalmente, en las empresas de gestión más centralizada, los profesionales suelen ser ejecutores y no están capacitados para tomar decisiones que ayuden a la empresa a alcanzar un nuevo nivel.

En ese momento, el trabajo de quien hace la actual gestión es encontrar a alguien del mercado capaz de asumir ese desafío. Pero con una advertencia: esto solo funcionará si los socios están realmente comprometidos con el cambio. De lo contrario, esta persona no ganará legitimidad dentro de la organización.

Nuevos líderes

¿No sabes por dónde empezar o cómo seguir adelante con esta pregunta? ¿Qué tal pensar primero en las áreas que son esenciales para el funcionamiento del negocio? En gran parte son las áreas de Operaciones, Finanzas y Recursos Humanos.

Este trípode necesita tener gerentes y líderes que puedan asumir responsabilidades y tomar parte en las decisiones a falta de los ejecutivos más grandes. En la contratación de personas nuevas, el DNA de la empresa y su cultura deben explicarse e identificarse en los candidatos que asumirán estas funciones.

Cuando la empresa ya posee gestores para las áreas, cabe a la gerencia realizar un trabajo de capacitación para la nueva fase que la empresa va a vivir. Además, es importante reunirlos para reforzar el papel que tienen en la organización.

Vale la pena recordar que la profesionalización de la organización es de abajo hacia arriba, y al mismo tiempo de arriba hacia abajo.

Resultados

La forma más fácil de ver que la gestión está fluyendo mejor es por el compromiso del equipo y su capacidad de autonomía en la falta de los socios y presidentes de la empresa.

Otro indicador es el turnover, que naturalmente muestra quién está cambiando con los nuevos líderes y quién necesita buscar otros caminos.

Por último, el negocio lleno de líderes autónomos tiene algunos indicadores más de resultados: el aumento de las ventas, la expansión del negocio y una buena relación con el público, desde asesores hasta clientes. Después de todo, todos los cambios se realizan para que estos números continúen creciendo.

Después de llevar a cabo este proceso, cuando todo parece estar en marcha, es más fácil lograr el objetivo más grande, que es la creación de una empresa competente para ganar velocidad y seguir creciendo, incluso si usted no está presente todo el tiempo.

¡Y si necesitas un refuerzo sobre gestión de empresas, sepa que nuestro MBA está preparado para ofrecerle esa competencia!

Autor (a)

Ana Rízia Caldeira
Ana Rízia Caldeira
Buen oyente, realmente aprecio los momentos en que puedo ver el mundo y saber cosas a través de las palabras de otras personas. No por menos cursé periodismo. Y además de llevar contenido para Next, uso mis habilidades de investigación y escucha para coquetear con la mini carrera de presentadora en las historias (de Instagram) del MBA USP/Esalq, en el cuadro Você no Camarim (Tú en el Camerino – traducción libre). Cuando no estoy ocupada siendo la chica de los mensajes de texto e Instagram, me gusta usar mi tiempo para devorar libros, acompañar algunas buenas películas, decorar mi casa con alfombras tejidas a mano, dibujar flores y abusar de mis habilidades en la cocina

Compartilhar